Una especie de pérdida constante del nivel normal de la realidad.


El Pesa-nervios, Antonin Artaud


sábado, 4 de abril de 2009

Poema -Temor ante lo insospechado en unas vacaciones sin virilidad, sin garrafas de oxígeno, y rellenas de basura espacial reciente como una herida

NO SÉ CONTAR PALABRAS

Manifiesto abierto a la inmoralidad y las violaciones



ciudades vacías

risas entrecortadas

madres sin hijos

gatos durmiendo en todos los rincones de mis oídos

casas robadas por el fuego que lo va tomando todo

hasta que sólo quede el recuerdo

de una explosión


risas vacilantes

que no saben descifrar el miedo

que no pueden huir del inquietante juego de no mirar hacia delante

que sólo han aprendido a matar porque sí

porque tienen frío

porque me conocen lo suficiente



mañana cálida en un salón lleno de espinas

dos cuellos rotos que se enredan

dos hilos de cobre que sostienen a duras penas los nombres

mientras de la ducha cae una fina lluvia

de gas mostaza

2 comentarios:

Álvaro dijo...

Maravilloso el poema, tanto que tiene un tinte profético que asusta. Además estoy leyéndome 'Justine', cada verso lo he usado como lana de una gran manta, negra.

Del café te lo dije pensando que habría clase el viernes pero podemos tomarlo este martes, me voy o no estoy el resto.

Un abrazo,
Álvaro

Álvaro dijo...

PD: Buenísimas las etiquetas.