Una especie de pérdida constante del nivel normal de la realidad.


El Pesa-nervios, Antonin Artaud


jueves, 21 de mayo de 2009

Poema [sin título]

Aunque arañes las máscaras crueles del carnaval,
aunque no tengas sed resbalándote entre las manos,
aunque no guardes ningún mineral de valor en el hígado,
aunque no estés cubierto de arena ni tengas la piel agrietada
como un reptil que trafica con venas y planetas,
no te confundas: sueñas también
con líneas verticales que se disuelven sin romperse la clavícula por dentro.

Es la mentira: la retina tiene pecas
sin brillo, y cada mes se abre más triste,
en ventanas abiertas como piernas esclavas.

4 comentarios:

chincheta dijo...

como un reptil que trafica con venas y planetas

me gusta.
me gusta como cierra.
es la mentira.

FEDERICO OCAÑA dijo...

gracias por el comentario; es extraño (y agradable) ver movimiento por aquí

Armanda dijo...

Sigo pensando que sabes crear imágenes difíciles -digamos mejor complejas- y las haces ver fácilmente. Pero el segundo párrafo me resulta desalentador; tal vez -a pesar de lo dicho- no lo comprenda; especialmente: "y cada mes se abre más triste".

A propósito,creo que las etiquetas definen un poema aparte.

Srta. Esquina dijo...

Me suena todo terroríficamente onírico.

Es fuerte, si que si.

Un beso.